Discos Arado METISA

  • País de Origen :

Atendiendo a los más diversos requisitos:
Para cumplir con los requisitos de aplicaciones en distintos tipos de equipamientos y terrenos, los discos agrícolas están disponibles en diversos modelos, tales como concavos, cónicos (lisos y dentados), planos, corrugados, ondulados o estriados, todos en un largo rango de tamaños, con los más variados padrones de perforaciones y fabricados en acero micro-aleados al boro o con alto contenido de carbono, ambos con tratamiento térmico.

discos-metisa

Laminación en Cruz:
Los discos agrícolas METISA para arados son reconocidos internacionalmente como un producto de excelente calidad. También poseen una excelente reputación entre los más grandes fabricantes de maquinárias agrícolas del mundo, una vez que cumplen con los más severos requisitos técnicos de fabricación.
Todos los discos son fabricados de chapas de acero a través del proceso de laminación en cruz. Es decir, el acero es laminado en direcciones alternadas, cuya principal característica es la de proporcionar al disco acabado una mayor compactación de los granos del acero y permitir un desgaste uniforme en el perímetro radial. Así, con ese proceso el producto estará menos propenso a quebraduras cuando es utilizado en trabajos de grandes esfuerzos.
Lo mismo no sucede con otros discos disponibles en el mercado que son fabricados de chapas de acero normales, de laminación unidireccional, que tienden a desgastarse de manera desigual en el perímetro radial porque su grano de acero está orientado en una sola dirección, lo que resulta en apenas buena resistencia a una sola dirección, pero menor en otras direcciones.

Prueba de Esfera (Ball Test):
La prueba de esfera o ball test es un ensayo aplicado a la materia prima del acero para asegurar que la misma há sido fabricada con laminación cruzada, que es un requisito impositivo para la fabricación de discos agrícolas para arado.
La prueba consiste en aplicar una carga de presión a una esfera de 1” (25,4 mm) de diámetro, haciendo con que ella atraviese el material en un agujero de ½” (12,7 mm). Como resultado, la perforación no debe ultrapasar un diámetro de 3” (76,2 mm).